A veces la persona que necesitas, te necesita más a ti.”

Decidí hacer una reseña de esta película que recién vi, a pesar de ser del año pasado, y me impacto de manera muy personal. Cuando vi el tráiler pensé que era otra historia más de amor adolescente y superación en pareja, pero no, es mucho más que eso. Violet y Finch (2020), basado en la novela de Jennifer Niven, nos relata la historia de dos adolescentes rotos y heridos que se enamoran gracias al dolor que los une. Aquí se nota desde el inicio que es Finch quien entra a la vida de Violet para darle vida y alegría, pero con el paso de los minutos nos damos cuenta que es él quien más necesita de ella.

Al escribir esto dude si hacer o no spoilers, pero creo que es algo que debe cada uno de ustedes vivir y ojalá con toda la familia, así que omitiré la parte final, para que sean ustedes quienes analicen y mediten sobre las causas y consecuencias de estos problemas. Solo diré que el final es magnífico, fuerte, tajante y claro, tan real que hasta duele.

Con la pandemia hemos visto como crecen y se acentúan las enfermedades mentales y cuán necesario es darles prioridad a ellos. Depresión, ira, ansiedad y trastornos de todo tipo nos muestra esta cinta, que, más que un llamado, debe ser un grito de alerta a los adultos para estar atentos a sus jóvenes.

Sin duda alguna Elle Fanning (Violet) y Justice Smith (Finch) nos dan unas actuaciones esplendidas, llevan totalmente la película ellos solos. Cambian constantemente de risas al llanto y a la tristeza de una manera tan fluida que muchos nos identificamos con esta etapa tan caótica de nuestra vida. Visualmente es preciosa, con una paleta de colores en la que predomina los tonos cálidos (amarillo y naranja), pero aun así nos muestran instantes de un tono frio y apagado, demostrándonos lo cambiante que son las emociones de personas con claros trastornos mentales.

Como dije, no hare spoilers, pero es de esas películas que te dejan sin palabras, tal vez el final lo veamos venir desde el inicio de la película o no, pero aun así no le resta importancia a lo que transmite. Hay momentos en que el cine sirve para entretenernos y desconectarnos un momento de la realidad, pero hay otros momentos como este en que nos enseña y muestra que hay cosas que debemos meditar día a día, así que los dejo con estas preguntas y… Gracias.

¿Cuánto tiempo le dedicamos a interiorizar nuestra vida?

¿Creemos que ir al psicólogo es solo para gente “loca”?

¿Estamos al tanto de la salud mental de nuestros hijos, hermanos, padres?

 

Por Jonnattan Jair

El cine y la televisión siempre han sido un medio por el cual la vida se transmite con fantasía, magia y hasta cruda realidad en ocasiones. Yo les traigo una forma diferente de interpretar estas películas y series que tanto disfrutamos. Las abordaré con humor, con toques de critica social y por supuesto como cada cuadro y sonido nos hace sentir muchas emociones.