“Debemos de enseñarnos a conservar lo más valioso que tenemos en este mundo; Nuestra vida y nuestra salud. Nunca tengas miedo de pedir ayuda profesional.”

Entendemos por salud al estado en el que se encuentra un organismo en el que no posee ninguna afección y tiene un completo bienestar físico. Pero lo cierto es que nuestro cuerpo es tan sabio y complejo a la vez, que la salud es dividida en 3 dimensiones: Social, físico y mental. 

A lo largo del tiempo muchos autores han hecho diferentes definiciones de salud, pero la más acertada es la de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que define a la salud como el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente como la ausencia de enfermedad o invalidez.  

Como la mayoría de las personas conocemos, la salud física está relacionada con el correcto funcionamiento de nuestro organismo, incluyendo órganos, sistemas y aparatos. Es sumamente importante ser conscientes acerca de lo que le damos a nuestro cuerpo, nuestro organismo es como un automóvil que necesita mantenimiento para su buen funcionamiento, cuidar de nuestra salud debe de ser una prioridad en todas las personas, mejorar nuestros hábitos alimenticios, el ejercicio y chequeo médico constante harán mucho la diferencia en cuanto a nuestra calidad de vida ahora, y en un futuro. 

Cuando hablamos de salud social hacemos referencia a nuestras relaciones con las personas en nuestro entorno, esto quiere decir interactuar de manera sana y correcta con los demás, en este punto es muy importante tener control de nuestras emociones para que nuestras relaciones interpersonales no se vean afectadas. ¿Cuántas veces no hemos sentido la necesidad de alejarnos de alguien porque no nos sentimos cómodos a su lado? Y eso está bien, cuando una persona llega a nuestras vidas a restar y querer hacer daño, lo mejor es tomar nuestro espacio y no permitir que las malas acciones de los demás afecten nuestra integridad. Pero también es muy prudente saber que en un mundo tan complejo no todos vamos a pensar igual y debemos de respetar la diversidad que existe en cada individuo.

Todo esto nos lleva a explicar la salud mental que hoy en día se ha vuelto un tema bastante interesante e importante, pues nos hemos dado cuenta que es esencial sentirnos bien no sólo físicamente sino mental y emocionalmente, y aquí es muy importante recalcar el trabajo de profesionales como lo son psicólogos y psiquiatras, es muy válido y no tiene absolutamente nada de malo pedir ayuda profesional cuando nos sintamos tristes, frustrados o incluso momentos en los que no entendemos que es lo que está sucediendo en nuestras vidas, cuidar de nuestra salud mental es tan importante como hacer ejercicio y alimentarnos sanamente. Nunca tengas miedo de pedir ayuda profesional y hablar de tus emociones, eso no te hará débil, al contrario, te hará una persona con inteligencia emocional, fuerte y sana.

Encontrar un balance entre estas tres dimensiones de la salud, mejorará demasiado nuestra calidad de vida, adoptar hábitos correctos incluso ayudará a mejorar el entorno en el que vivimos. Tenemos que enseñarnos a conservar lo más valioso que tenemos; Nuestra vida y nuestra salud.