Al escuchar los motivos y mensajes de los candidatos e invitados, como la mamá de Sergio Urrego, volví a entender que la esperanza y el amor son más fuertes que el odio y el miedo.

Ante el lanzamiento de la primera lista de candidatos al senado que se unirá a la #CoalicionDeLaEsperanza, presentada por el Movimiento En Marcha, liderado por el ex ministro Juan Fernando Cristo Bustos, el pasado jueves 1 de julio. Recordé unas de las características del centro político del país. Aquí se las comparto.

Una de las ventajas de la franja del centro político del país, es que no está llena de fanatismo ni superioridades morales ni ideológicas ni políticas. No hay molde que llenar ni mesías al que hay que seguir u obedecer si se desea crecer y tener espacios.

Es Juzgada por los extremos al ser muy “ambigua” porque en las coyunturas donde esperaban radicalización encontraron diálogo, muy blanda para cuando se esperaba un ataque salen con mensajes de unidad, muy tibia porque se esperaba que tomarán posturas de clases y salen con discursos de esperanza.

Al escuchar los motivos y mensajes de los candidatos e invitados, como la mamá de Sergio Urrego, volví a entender que la esperanza y el amor son más fuertes que el odio y el miedo.

Yo decidí no volver acompañar al profe Sergio Fajardo en esta nueva candidatura, por su desconexión con el país y en especial con sus compromisarios de bases en el caribe después de mayo del 2018; además del innecesario desgaste político al haber decidido no volver aspirar y hacerlo.

Esperaría que surja unas nuevas figuras en el centro político del país, en especial en la coalición de la Esperanza, para que pueda existir una opción real o de lo contrario no podrá pasar a segunda vuelta, y el uribismo volvería a treparse y ganar con el miedo, la mentira y la trampa, ante un Petro que aún no ha podido unir a quienes no quieren al uribismo en el poder de nuevo.

La meya es ganarle al uribismo en primera vuelta y no dejar que pase a segunda, para que podamos lograr tener una verdadera y posible opción de cambie en nuestro país amado.

A #ColombiaLaCambiamosTodos. #NiUnVotoAlUribismo #PorLaEsperanza #UnaNuevaGeneración

Por Pedro David Tobias

Joven de 24 años de edad, Plateño, Padre de David Alejandro, estudiante de Administración de Empresas en la Universidad del Magdalena. Con más de 10 años de activismo político a favor de los derechos y oportunidades de los jóvenes del Departamento del Magdalena y el pías. Fundador y Presidente del Movimiento Magdalena Joven, como apuesta de generación de transformación del territorio a través de estimulo de la participación de los jóvenes en política, orientados por principios, valores y una agenda de gestión sobre lo fundamental: la calidad de vida de todos.