“… También los opositores a esta elección, se dieron cuenta del gran poder que tiene la bancada de Cambio radical, donde tiene 16 senadores y está por debajo del partido del Centro Democratico que tiene 19 senadores, donde cabe recordar que el nuevo presidente hace parte de Cambio Radical, que por supuesto va apoyar la campaña presidencial de su hermano, el ex alcalde de barranquilla Alejandro Char. Entonces estamos hablando, que la verdadera postura de la elección de los opositores de Char, es empezar a mover las fichas para las elecciones del año 2022, se acordaron también, que el partido de gobierno y el de la familia Char, hoy por hoy son los más poderosos, que si no se les pone cuidado pueden ser los grandes ganadores de la futura contienda electoral …”

Las campañas políticas recientes en el país, nunca habían tenido un cambio tan radical, como el que se va a vivir después de la pandemia del virus COVID-19. Donde además vamos a tener elecciones para cámara, senado y presidencia.  

En los últimos años, el desempeño político, nunca había tenido la virtualidad tan marcada como la que se vive en estos tiempos de pandemia, los discursos y gran acompañamiento de los ciudadanos que nos mostraba el ex candidato presidencial Gustavo Petro, en cualquier plaza del país, ya están prohibidos. Igualmente, los discursos políticos que vivimos durante muchos años de diferentes candidatos presidenciales y activistas políticos del país. 

Nunca habíamos visto, desde la era tecnológica la elección de un presidente del congreso de manera virtual, mucho menos que esta persona se posesionara por medios digitales. Pero, con la elección de Arturo Char, inició la campaña para las futuras elecciones que se vienen después de pasar esta pandemia tan trágica. 

No podemos ver con ojos ciegos todo el despliegue en contra de la elección del nuevo presidente del congreso y su forma de participación activa en esta corporación, que además es una persona muy ausente y se podría catalogar como falto de compromiso hacia los debates nacionales que son además muy importantes para los colombianos, recordando además que su curul es en representación de los que lo eligieron. Una veeduría ciudadana liderada por una activista política Colombiana analizo los periodos del congreso, específicamente para saber cuáles eran los congresistas que más faltas tenían, para así mismo mostrar que los congresistas que se ganan muchos millones con solo asistir a las sesiones sin participar no estaban trabajando adecuadamente ni haciendo uso de su cargo como lo amerita la ley, esta estadística de su ausentismo fue publicada en la revista semana y varios medios de comunicación donde esta veeduría que se denominó “Trabajen Vagos” arrojó que Arturo Char tiene 32 incapacidades en el periodo 2014 y 2018 que rozan los 150 días. 

El despliegue que sacó la oposición a esta elección, fue con el fin de darse a mostrar de cara a las futuras elecciones, mostrándonos a un nuevo presidente del congreso sin voluntad de querer trabajar por un país de muchas necesidades y, por supuesto mostrando todo lo que rodeada a dicho presidente, a la oposición de esta elección se le había olvidado, que seguimos con espacios democráticos y con espacios de elección popular importantes que vienen después de superar esta pandemia.

Las personas en el país no tienen idea de cuales son las funciones del presidente del CONGRESO DE LA REPÚBLICA ni mucho menos se acordarán de los tres últimos presidentes de dicha corporación anteriores a Char, pero sí logró mostrarles la oposición que es un presidente ausentista y que viene de una familia reconocida y polémica de la costa atlántica. También los opositores a esta elección, se dieron cuenta del gran poder que tiene la bancada de Cambio radical, donde tiene 16 senadores y está por debajo del partido del Centro Democratico que tiene 19 senadores, donde cabe recordar que el nuevo presidente hace parte de Cambio Radical, que por supuesto va apoyar la campaña presidencial de su hermano, el ex alcalde de barranquilla Alejandro Char. Entonces estamos hablando, que la verdadera postura de la elección de los opositores de Char, es empezar a mover las fichas para las elecciones del año 2022, se acordaron también, que el partido de gobierno y el de la familia Char, hoy por hoy son los más poderosos, que si no se les pone cuidado pueden ser los grandes ganadores de la futura contienda electoral. 

Vamos a ver que nos va a mostrar “Compromiso Ciudadano” de Fajardo y la futura coalición de izquierda, además no podemos descartar al actual rector de la universidad de los andes y ex ministro de salud, Alejandro Gaviria, que de por sí, ya está en campaña con tan buena gestión que viene desarrollando en esta casa de estudios. De estos últimos, debe haber un candidato digno que una al país y, se enfrente al poderío del gobierno y la familia Char.